A través de un comunicado en su cuenta oficial de Facebook, la Fundación Lucky, anunció el cierre de sus puertas. La pandemia ha puesto al límite sus posibilidades y el futuro de 580 animales es incierto.

«EL día de hoy llegaron los dueños de la propiedad a mostrar el terreno. Lo cual nos demuestra que el terreno no fue vendido con anterioridad y nos demuestra también el interés de que desocupemos el terreno, por lo que tenemos mucho miedo de que esto llegue a pasar ya que 580 peludos se quedarían sin hogar.», dice el comunicado.

La Fundación también informó que ostentan una deuda que rodea los $5.000 y $2.500 en clínicas veterinarias, escasez de alimentos y un posible desalojo del terreno donde mantienen a los animalitos rescatados son varias de las causas que los obligan a tomar esta decisión. También manifestaron que habrían recibido un ofrecimiento de ayuda por parte del Municipio de Quito, pero no se ha concretado.
«Ante ofrecimientos del municipio de Quito que por algunos lamentablemente no pueden ayudarnos de ninguna manera, el señor Alcalde y su equipo nos ofrecieron esterilizaciones en Urbanimal lo que ahora con la situación que está pasando ahí dentro no sabemos si seguirá siendo cumplida», añade.

Vistas: 378