El ser humano es un animal evolucionado, que con el pasar de los siglos, aprendió a manejar y regular sus emociones, tal como lo establece Daniel Goleman en su libro “Inteligencia emocional”, los procesos mentales y la capacidad que tenemos para pensar, razonar, imaginar, etc., se ven subyugados en muchas ocasiones por nuestros sentimientos y emociones, el no saber gestionarlos, nos lleva a estrés, depresión, frustraciones, ira, enojo, etc.

Desde que comenzamos con el confinamiento en nuestros hogares y con el pasar de los días en el denominado “encierro” para algunos, en que nuestro organismo presenta ciertos comportamientos nunca antes vistos, ante situaciones de “aislamiento social” involuntario o voluntario, nuestra misión es saber gestionar nuestras emociones de modo que podamos mantener el equilibrio en la salud mental no solo individual sino grupal.

Lo primero es saber que existe una hormona llamada, Glándula pineal, que es la encargada de regular el sueño (consejo: salir si tiene acceso a campo abierto a estar un tiempo en el aire libre que el cerebro reconozca el día de la noche) de modo que no se vea afectado en mayor medida los ciclos del sueño. Otras características de estar en A.S. es manejar los humores es decir mantener una actitud positiva (aunque no siempre se logra sino se tiene persistencia) por ello se aconseja conversaciones familiares, juegos en familia y reírse y mantener una actitud muy positiva esto ayuda a aumentar la SEROTONINA que es la encargada de regular el estado de ánimo, el comportamiento social, el apetito, la digestión, el sueño, la memoria e incluso la intimidad en pareja. Estar con una actitud positiva eleva los niveles de OXITOCINA que esta estrechamente vinculada al comportamiento social obteniendo una mejor empatía con los “otros”.

En el artículo anterior que publique se indicó de los beneficios de saber planificar y mantener buenas relaciones comunicacionales, pues bien, una de las causantes es la hormona conocida como DOPAMINA prima hermana de la SEROTONINA, pues bien, la dopamina es la encargada de repetir conductas, regulando la motivación y el deseo que nos ayudan a obtener placer o displacer, haciendo que lo consigamos o lo evitemos dependiendo si son agradables o desagradables. Para los casos de ansiedad (por ejemplo, en la comida) una baja cantidad de dopamina está relacionada con el sobrepeso, de esta manera quienes cuentan con menos dopamina necesitan comer más para obtener el mismo “placer”. Así también está asociada con problemas de socialización, apatía, anhedonia.

Para terminar, aunque no hemos visto todas las hormonas, esta las Endorfinas cuya tarea es la de generar “felicidad” hacernos sentir bien anímicamente aliviando el dolor incluso y frustraciones (si esta con estrés usted podrá mediante el ejercicio físico o conversaciones placenteras liberar endorfinas que aliviaran los síntomas de estrés, dolor pesadez, etc).

Ante todo, lo expuesto no queda más que mejorar y cambiar nuestra forma de ver la vida, si antes decía estoy “aislado” ahora decir “estoy alegre” porque estoy con mis “hijos”, si siente ira, enojo, pues “sonría”, exprese sus emociones cámbielos por emociones positivas, en el hogar no se aisle. Si ve un familiar que esta “aislado” invítele a realizar actividades, converse con el, vea que puede ser útil incluido dormir o contar chistes, lo importante es mantener una actitud positiva y proyectarse muchas endorfinas, serotoninas, dopaminas y oxitocinas. Ánimo y actitud positiva. Juntos saldremos con nuevos bríos. Y lo mejor de todo “NO NOS CUESTA DINERO”, ayudando a mejorar nuestras defensas.

Psic. Dennis Jimenez Bonilla, Phd (c)
Presidente de Asociacion de Psicologos de Milagro y Sectores Aledaños – APMA
Docente Universidad Técnica de Babahoyo
Celular:+593990076927

Vistas: 322