Hoy entra en debate Ciudadano la postura de un candidato presidencial de querer que se apruebe la tenencia de armas; según él, para que el pueblo pueda defenderse de la delincuencia.

Las alarmas se activaron y son muchas las opiniones a favor y en contra de esta propuesta, que en tiempos de campaña cae como demagogia para conseguir más votos mientras los asaltos se incrementan y la ciudadanía clama por más protección ante el alto índice delictivo.

Pero ¿qué tan favorable será que está propuesta tenga éxito? todos creemos que debe haber un alto a tanto abuso de los delincuentes. Sin embargo el armar a la ciudadanía no cambiará la situación de zozobra que actualmente vivimos, nuestra sociedad no está preparada aún para asumir tamaña responsabilidad.

Es fácil decir lo que la mayoría quiere escuchar, pero tampoco es correcto alborotar el avispero declarando que de llegar a la presidencia impulsará dicho proyecto. La mayoría busca gobernantes que sepan direccionar al país por caminos de prosperidad y de seguridad económica que tanta falta hacen y no para que lleguen a ponernos en conflictos; delincuencia y ciudadanía armados para que terminen matándose entre sí.

En nuestra sociedad, donde pocos respetan el paso cebra para cruzar la calle, donde los vehículos prenden su direccional para girar y que el de atrás acelere para impedírtelo, solo demuestra que armarlos no es el mejor camino para frenar la delincuencia. Hoy todos queremos que los candidatos propongan y no alboroten, que trabajen para el pueblo y no que lo pongan en conflicto.

Lo correcto sería proponer sacar de la pobreza a tanta gente que hoy clama por un trabajo digno, que hayan oportunidades igualitarias y que frenar la delincuencia sea construir un país donde el trabajo sea la mejor arma para que muchos dejen de delinquir y no portarla para atacar y contraatacar.

Queda entonces en la opinión pública tomar el mejor camino para saber qué es lo mejor para cada quien, sin que esto afecte a las familias pero sobre todo que sepamos escuchar bien, que estemos atentos a lo que escuchamos de quienes quieren captar el voto popular y hacerse de la presidencia, no vaya a ser que mañana volvamos al viejo oeste donde todo se resolvía con duelos a bala mientras el país se hunde en la pobreza.

Lcdo. Julio Luna Viejó
Twitter: @juceluvi
Instagram: @lunari_luna
Facebook: @Juceluvi

Vistas: 551