Pasado el mediodía de este miércoles, Jairo José Suárez Obando fue asesinado de varios impactos de bala. El crimen ocurrió a unos doscientos metros de la ciudadela Casa para Todos, de donde era resiente la víctima.

Al menos cuatro detonaciones de arma de fuego se escucharon en la calle Víctor Emilio Estrada, junto a la pared del cerramiento de la Unidad Educativa Milagro. Eran los disparos que recibía el hombre de 32 años, a quien según fuentes policiales, lo conocían como “el hueso”.
Además, agentes especializados de la Policía Nacional, indicaron que Suárez Obando registra cuatro antecedentes penales, el último en 2018 por tenencia de sustancias sujetas a fiscalización.
Al momento del levantamiento del cadáver, los agentes encontraron una sustancia de dudosa procedencia entre la ropa de la víctima. Su familia, estuvo cerca del procedimiento, antes de ser llevado a la morgue para mediante la autopsia, determinar cuántos balazos recibió.
Este es el primer caso de sicariato que se registra en Milagro en este nuevo año.

Vistas: 3,532