La Prefectura Ciudadana del Guayas y la ONG Manos Amigas organizaron el Basuratón, una iniciativa que cumplió su segunda edición, a lo largo de la vía Milagro – Mariscal Sucre.

Luego de la actividad desarrollada hace unos meses, en el cantón General Villamil Playas, este fin de semana participaron más de 300 personas de la Universidad Agraria y la UNEMI, así como del Municipio de Milagro y la junta parroquial de Mariscal Sucre. 

Manos Amigas, en coordinación con la Dirección de Turismo de la Prefectura, detectó una alta contaminación ambiental en esa zona, que es parte de la Ruta Los Chirijos, y donde conductores y otras personas arrojan los desechos a diario. 

El viceprefecto Carlos Serrano Bonilla lideró la actividad.  Anunció que se lanzará una campaña con el liderazgo de la prefecta Marcela Aguiñaga, “para crear conciencia y poner fin a estas prácticas que afectan el ecosistema”.

El viceprefecto del Guayas, Carlos Serrano, lideró la iniciativa en la vía Milagro – Mariscal Sucre.

Ángelo Calderón, director de Turismo de la Prefectura, expresó que estas acciones permiten llegar a la conciencia social. En ello coincidió César Morán, coordinador académico de la Universidad Agraria, quien, además, explicó que “cada persona genera a diario 2,5 kilos de desechos; por eso, hay que saber reciclar, usar bien los desechos y no echarlos por las ventanas de los vehículos”. 

“Es una iniciativa buena, porque con esto estamos mejorando el medio ambiente que nos afecta a todos los que vivimos en Mariscal Sucre”, mencionó Cynthia Arellano, habitante de esa parroquia guayasense. 

Alrededor de dos toneladas de desechos se recogieron durante el Basuratón, las cuales fueron clasificadas para el respectivo reciclaje.

Vistas: 17,935