Parece título para una película o algún libro de ciencia ficción, pero no; es la cruda realidad que se vive en nuestro país. Cuando todos estábamos preocupados por el confinamiento que debíamos cumplir para cuidar nuestra salud y la de todos en general, quién hubiera pensado que con esta terrible tragedia alguien con mínimo sentido de decencia estuviera pensando lucrarse de la angustia de quienes luchaban por salvar vidas.

En esto hay que ser claro. Directores de hospitales, proveedores, jefes de compras, alcaldes, prefectos, SERCOP y todos quienes conforman ese organigrama para poder adquirir un producto que justifique su compra y controlar que no se despilfarre los fondos del Estado que se hayan confabulado para atracar o propiamente dicho ROBAR al pueblo, sí robar, fuerte la palabra pero es la correcta; hoy las investigaciones determinan que los sobreprecios exceden los pagos que se debió hacer por tal o cual producto.

Seguimos evidenciando que nuestras autoridades no están haciendo las cosas correctas, todos quieren llegar a los puestos públicos y lucrarse. No sé si habrá honrosas excepciones, pero ya no se distingue entre blanco y negro con estos políticos que cada día nos desilusionan más.
El país vive una crisis interna que desespera por no saber qué nos va a pasar, con evidencias claras que la educación es la más afectada y ni qué hablar de la salud; hemos sido testigos que no pudimos con nuestros hospitales apalear en algo tantos enfermos por el Covid-19 y hoy muchas personas lloran a sus familiares.

La educación se ve afectada por pretender dar clases virtuales cuando más de un millón de alumnos no pueden acceder al internet o no tienen algún aparato eléctrico de alta gama para recibir las clases. Es triste escuchar a padres que no podrán atender a sus hijos por no conocer de la tecnología, ya que jamás fueron preparados para eso y su pobreza no les permitió prepararse para estos tiempos donde la tecnología será la que lidere todo; y ahí retrocedemos nuevamente ¿qué hicieron los gobiernos anteriores para preparar a nuestro pueblo? NADA, absolutamente nada y hoy esa misma historia se repite porque siguen sin hacer NADA.

Estamos a vísperas de elecciones y ya vemos a unos cuantos «políticos» haciendo campaña para ganarse el voto y que seamos nosotros quienes les demos el pasaporte visado para su cambio de vida y que engorden sus billeteras. Así es, somos nosotros los que decidimos quienes nos gobiernen, pero ya es momento de ABRIR los ojos y no conformarnos con una calle arreglada o una calle lastrada, es momento de exigir más y dentro de esas exigencias debemos priorizar qué queremos que nos ofrezcan ¿acaso lo has pensado?

Es momento de pensar bien quién queremos que nos gobierne, escuchar qué proponen para nuestro bienestar. Ya te diste cuenta que con la calle arreglada no comes, que con el parque bonito no comes; pero si estás preparado y educado, nada será difícil conseguir con tu propio esfuerzo ¿ya te diste cuenta que si enfermas no tienes hospitales que te salven la vida o la de algún familiar cercano? entonces es ahí a donde debemos apuntar, que nos den eso que hoy sabemos es más importante para la comunidad en general, el que nos den una buena educación de calidad nos dará la certeza que a futuro vendrán mejores políticos, mejores personas, gente de bien y que pensarán en hacer las cosas bien porque la cadena de preparación será la correcta; dejemos de lado alegrarnos por una funda de comida, por una camiseta o un stiker de algún color de tu agrado, quizás en algo eso nos sirva pero todo eso es momentáneo, mientras que la educación será para toda la vida, solo así podremos sacar a este país adelante, exigiendo que nos den educación para nuestros hijos y salud para nuestros adultos mayores, mujeres embarazadas y niños enfermos que hoy no tienen una cama ni un respirador para ser atendidos.

Queda en nosotros que estos titulares no se repitan a futuro, solo así podremos ser una mejor sociedad, libre de corrupción para que trabajen honestamente por las verdaderas necesidades que tenemos. Bastante tienen con ganar buenos sueldos desde la función pública gracias al voto de nosotros, agradezcan con trabajo a quienes los elegimos para que prioricen la salud y la educación y verán que todos les agradeceremos eternamente.

Por Julio Luna Viejó
Instagram: lunari_luna
Twitter: @juceluvi
Facebook: Julio Luna Viejó

Vistas: 368