De acuerdo al Consejo Electoral de Nicaragua, Daniel Ortega fue reelegido con el 75% del total de la votación, para un cuarto mandato consecutivo luego de las elecciones realizadas el domingo 7 de noviembre del 2021. La jornada electoral registró cerca del 80% de abstención y estuvo marcada por la polémica detención y acoso judicial en contra de la mayoría de los candidatos opositores al régimen de Ortega, 7 de los cuales permanecen en prisión bajo el cargo de “traición a la patria”.

Con el 49,25% de las 13.459 Juntas receptoras del Voto escrutadas, Ortega obtuvo más del 74.99% de los votos a su favor según informó la autoridad electoral de aquella nación este lunes. Esto supone un quinto mandato para Daniel Ortega, quien con el presente cargo llevaría 20 años en el  poder, puesto que inició su mandato de manera consecutiva en el año 2007 junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, quien además es la portavoz oficial del Gobierno.

El gobernante, de 75 años, es reconocido por haber sido parte de la revolución que ayudó a derrocar la dictadura de la Familia Somoza a finales de la década de 1970. Su primer gobierno lo ejerció entre 1985 y 1990, pero volvió a la presidencia en el año 2007, manteniéndose en el poder hasta la fecha. Ortega volverá a gobernar en medio de fuertes cuestionamientos a nivel mundial sobre su legitimidad, convirtiéndose ya en el líder con más años en el poder en la historia de América Latina.

A la par que se desarrollaban las elecciones, miles de manifestantes y varios colectivos opositores nicaragüenses exiliados en Costa Rica salieron a las calles para protestar contra estos comicios tildados de “fraude y circo electoral” por la detención de 7 candidatos opositores al régimen de Ortega. Desde este país vecino, que por años ha recibido a miles de nicaragüenses que han huido del gobierno de Ortega, rechazó los comicios incluso desde antes que se anunciaran los resultados preliminares.

Mientras tanto, la Unión Europea (UE) considera que la reelección de Daniel Ortega, como presidente de Nicaragua, carece de legitimidad, puesto que los comicios generales se celebraron “sin las garantías democráticas y complementa la conversión del país en un régimen autocrático”. Funcionarios del Gobierno estadounidense han indicado que evalúan nuevas sanciones contra la Administración Ortega.

En una declaración por escrito en nombre de los Veintisiete, el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, hizo un llamado a Ortega para que “libere de forma inmediata e incondicional a todos los presos políticos y anule los procedimientos judiciales en su contra y devuelva la soberanía  de Nicaragua al pueblo nicaragüense”. Asimismo, anunció que no se descarta tomar restricciones en contra del gobierno de Ortega.

Por su parte, a través de un comunicado el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, criticó al líder nicaragüense y el proceso electoral, esto antes que se emitan los resultados oficiales. En dicho comunicado Biden afirmó que “Ortega y Murillo no son diferentes a la familia Somoza puesto que han orquestado unas elecciones de pantomima que no fueron libres ni justas y no democráticas”.

Vistas: 2,786