Catorce meses después de la desaparición de Yahaira Alvarado, la búsqueda terminó. Lamentablemente solo encontraron la osamenta de la menor entre la maleza de un terreno perteneciente a un ingenio azucarero de Marcelino Maridueña.

Los familiares de Yahaira, indignados piden la captura inmediata de Santiago Solís, de aproximadamente 24 años, pues según ellos, es el único implicado en la desaparición debido a que fue captado por la cámaras de seguridad del cantón mientras se movilizaba en una motocicleta junto a joven.

Al lugar llegaron familiares de la joven y reconocieron parte de la vestimenta, entre ellas, una mochila que su padre le había comprado.
Las pericias respectivas tardaron más de lo normal debido a que hay pocos vestigios en el sitio.

Vistas: 517