Los procesos de cambio de una sociedad están determinados por grandes acontecimientos, como guerras, dictaduras, factores ambientales como terremotos, tsunamis y por enfermedades, y es la primera vez que la humanidad ha presenciado este tipo de pandemia llamada Covid-19 a nivel global.

A partir de estos sucesos las sociedades van evolucionando y modificando las culturas y subculturas a tal punto que ya hablamos de una cultura colectiva y o cultura global en donde ciertos rasgos culturales están presentes en todas las naciones; el compartir un licor del mismo vaso o botella incluso, en una reunión familiar o entre amigos hace unos meses era considerado de lo más normal, incluso sino tomabas del mismo vaso, era sinónimo de rechazo por parte de amigos o familiares sino tomabas de él, llevar a tus hijos a la escuela y todo el proceso que conlleva levantarlos, vestirlos, darles de comer en un tiempo récord y llevarlos a la escuela, era toda una odisea y una proeza, ir al trabajo tomar uno a veces dos y hasta tres vehículos para estar a tiempo en el trabajo y si tenías que trasladarte a otro cantón o provincia el tiempo entre ida y retorno a tu casa era de dos a cuatro horas que nunca se recuperarán, tiempo que pudiste invertir en ver a tus hijos, a tu pareja, a tus amigos a tus padres, etc.

Para realizar los pagos de luz, agua, comida, etc. antes del Covid-19, era toda una maratón, incluso esperar largas colas hasta que les toque su turno, para ello unos ocupaban el tiempo mientras esperaban ser atendidos, estableciendo nuevos amigos, otros leyendo otros escuchando música, otros con el celular, etc. Incluso servía como medio de relax, el estar en esas filas interminables para tener un momento sin tener que lidiar con el esposo, hijos, padres, etc.

Los nuevos retos están marcados por los avances tecnológicos y los ecosistemas, que hacen posible una conexión segura entre familia – trabajo – educación – social, y las transacciones e interacciones entre Sociedad – organización – Estado.

Hoy en día el concepto de normalidad como la conocíamos ha cambiado, desde realizar las compras por internet, pagar los servicios básicos de manera online, gracias al teletrabajo que permite ahorrar tiempo con la familia, dinero en alimentación, transporte, así mismo las interacciones sociales son ahora más formales un ejemplo es forma en que nos saludamos.

Como mensaje para nuestros queridos lectores, es necesario e imprescindible habituarnos y acostumbrarnos a las nuevas formas en que realizamos nuestras actividades, dejando el pasado y aceptando el presente. La única manera de avanzar es asimilando las nuevas formas de culturalidad adoptadas a partir de esta pandemia llamada Covid-19.

Psic. Dennis Jimenez Bonilla, Phd (c)
Docente Universidad Técnica de Babahoyo
Presidente de Asociacion de Psicologos de Milagro y Sectores Aledaños – APMA
Docente Investigador acreditado por la Senescyt

Vistas: 648