El cuerpo estaba enterrado, maniatado y desnudo. Así fue encontrado, la tarde de este martes 7 de junio, el cadáver de una joven que finalmente fue identificada como Cristina Tamara Solís Valencia.

Aunque las autoridades policiales no lo han confirmado, se presume que se trate de una menor de edad que habitaba en la ciudadela Xavier Marcos del cantón Naranjito. Al parecer, la joven fue retenida en dos ocasiones por estar implicada, supuestamente, en la venta de sustancias sujetas a fiscalización.

La joven sería oriunda de la cuidadela Xavier Marcos del cantón Naranjito.

No obstante, las investigaciones apuntan a determinar las motivaciones de su muerte y los responsables, pues su cadáver fue llevado hasta una zona apartada, en el recinto La Resistencia del cantón Marcelino Maridueña para ser enterrado.

Junto al cuerpo, personal de Dinased halló además varias prendas de la joven víctima. Entre ellas un short, blusa e interior.

Todos esos vestigios fueron levantados por los agentes de Criminalística y, luego de desenterrar el cadáver, lo llevaron a la morgue de Milagro.

El cuero presenta tres tatuajes que sirvieron para su identificación. Uno de la santa muerte en una de las piernas, una serpiente en uno de sus antebrazos y dos corazones cerca de la ingle.

Pasadas las 17.45 de este martes, el cadáver era ingresado a la sala de autopsias de la morgue general para continuar con los protocolos de ley.

En la escena del hallazgo, también encontraron las prendas de la víctima.

Vistas: 11,970