En 8 días, Ruth Solís Chávez vuelve a recibir un duro golpe emocional. Su hijo, Omar Anthony Valencia Solís, fue encontrado maniatado y decapitado en los canteros del ingenio San Carlos, en Naranjito.

Al joven de 21 años se lo llevaron, la noche del miércoles, cuatro sujetos en dos motos con rumbo desconocido y, la mañana de este jueves, lo encontraron muerto.

El cuerpo fue encontrado en predios del ingenio San Carlos, en unos canteros situados en Naranjito.

Para la entristecida mujer, habitante de la ciudadela Xavier Marcos, en Naranjito, la muerte de su hijo es como consecuencia de la mala vida que llevaba, pues desde los 12 años, se involucró en el mundo de las drogas. La historia es similar a la de su hija Tamara, la adolescente de 16 años que fue encontrada desnuda, maniatada y enterrada en unos predios del recinto La Resistencia.

Sobre el asesinato de Omar, se enteraron a través de las redes sociales. Hace un par de semanas le habían cercenado tres dedos de la mano por apropiarse de la droga de alias Oreja, presunto integrante de Los Choneros. Pero su castigo no fue suficiente y finalmente, lo asesinaron.

En el lugar del hallazgo, personal de la Dinased encontró la cinta con la que fue maniatado. Por las condiciones del cadáver, se presume que tenía alrededor de 8 horas muerto.

En el sitio del hallazgo, los agentes encontraron como indicio la cinta con la que fue maniatada la víctima.

Con la autopsia, las autoridades esperan establecer si lo decapitaron estando aún con vida o primero lo asesinaron. Para ello, tras dos horas de labores en la escena del crimen, lo llevaron a la morgue de Milagro.

Vistas: 1,768