Un total de 10 UPC, 77 vehículos y 21 motocicletas policiales destruidas, son las afectaciones que dejó a la institución el paro del pasado mes de junio.

Estos daños causados aún se contabilizan, pero el informe avanzado que tiene la Policía Nacional, en algunas edificaciones se necesitará invertir más de $100 mil, debido que no solo se afectó la infraestructura, también los equipos tecnológicos y muebles de oficina.

Según los técnicos que contabilizan los daños, la restauración completa demorará aproximadamente 6 meses y en algunos casos más, porque están analizando cambiar de ubicación varios UPC. Además, la demora también va acompañada del tiempo que conlleva realizar los procesos de adquisición.

Por ahora, los propios habitantes de Calderón en Quito y Puyo en Pastaza, están haciendo recolectas y mingas para tratar de arreglar en lo que más puedan. Unos apoyan realizando las instalaciones del sistema eléctrico, otros pintando las parades que quedaron manchadas por las llamas que consumieron por completo los UPC.

En Pastaza la preocupación aumenta, porque solo tres patrulleros están operativos para toda la provincia, los demás fueron destruidos en su totalidad.

Vistas: 654