Panya Khamrab, un expolicía de 34 años, que fue destituido de su cargo por el consumo de drogas, cometió varios asesinatos en el interior de una escuela infantil con un rifle y un cuchillo, las autoridades de Tailandia informaron que hasta ahora, se han identificado cerca de 38 personas fallecidas.

El hombre, después de salir de una visita en el juzgado, se dirigió hacia la guardería donde su hijo estudiaba, se conoció que su objetivo era matar al infante, pero, al no encontrarlo en el centro, sacó sus armas y procedió a disparar,  con el cochillo degolló al menos a 22 niños. Según los datos oficiales, el cadáver más pequeño era de un niño de dos años y muchos fueron asesinados en sus habitaciones mientras dormían.

Luego de cometer la matanza, huyó de la escena en una camioneta y se dirigió a su domicilio en donde encontró a su esposa y a su hijo y también los mató, luego de este acto el hombre se suicidó.

Este hecho sucedió en una escuela infantil ubicada en Nong Bua Lamphu, noroeste de Tailandia. Los policías identificaron a Panya Khamrab, como el autor principal de la masacre «Fue a buscar a su hijo de dos años, pero el niño no estaba allí, así que comenzó a disparar y apuñalar a la gente en la guardería», explicó un portavoz de la policía.

El asesino, durante la huida atropelló a una multitud de peatones y conductores mientras se movilizaba hacia su casa, los agentes confirmaron que antes de asesinar a su familia quemó su camioneta. Un testigo comentó que Panya, aceleraba su auto, sin preocuparse de las personas que estaban en el camino. «El atacante embistió una moto y dos personas resultaron heridas. Yo aceleré para alejarme de él”, comentó.

Cuando el hombre ingresó a la guardería, más de 30 niños estaban almorzando. Nanthicha Punchum, jefa interina de la guardería, comentó, que el hombre armado primero disparó a cinco miembros del personal, incluida una maestra que estaba en estado de gestación. «Había algunos miembros del personal comiendo afuera de la guardería y el atacante estacionó su coche y mató a tiros a cuatro de ellos. El tirador derribó la puerta con su pierna y luego entró y comenzó a cortar las cabezas de los niños con un cuchillo», informó.

Vistas: 2,030