La presidenta del Consejo de la Judicatura, María del Carmen Maldonado, suspendió a los agentes fiscales Erika V.  y Rolando A. por manifiesta negligencia en el proceso judicial de violencia extrema contra dos niños en Naranjal, provincia del Guayas.

De acuerdo a un comunicado emitido el 10 de octubre del 2021, “La suspensión de los servidores, que es una facultad expresa de la máxima autoridad del CJ, fue resuelta tras la declaración previa de manifiesta negligencia por parte de la Corte Provincial de Justicia de Guayas “.

La declaratoria de manifiesta negligencia que fue usada para suspender a los fiscales se realizó debido a que la madrastra y el padre de los menores fueron detenidos el 5 de septiembre, sin embargo, los funcionarios de la fiscalía de Naranjal no formularon cargos en contra del padre de los niños, quien es señalado como uno de los presuntos agresores, y quedó en libertad por orden judicial. Únicamente a la madrastra se le dictó medidas cautelares.

El 4 de septiembre del 2021 uno de los menores fue ingresado en un hospital de Naranjal, presentaba heridas de arma cortopunzantes en el cráneo, piernas y brazos, así como fracturas en dos dedos de su mano. La hermana, de apenas 8 años, también ingresó a una casa de salud con signos de tortura, violación y maltrato físico.

Vistas: 369