Varios fiscales generales de Estados Unidos han pedido que se prohíba la venta de armas de fuego a personas menores de 21 años en todo el país. La coalición formada por los fiscales generales de 21 estados de Estados Unidos busca apoyar a Florida, para esto expresaron sus argumentos ante el Circuito número 11 del Tribunal de Apelación de Nueva York.

Esta medida se da luego de que la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés) presentara una demanda en contra de una ley aprobada en el estado de Florida que prohíbe la venta de armas a menores de edad. Esta Asociación se fundamenta en la segunda enmienda de la Constitución estadounidense aprobada en 1791, que dice: “Siendo necesaria una milicia bien ordenada para la seguridad de un Estado libre, no se violará el derecho del pueblo a poseer y portar armas”, por lo que se convirtió en principio intocable del derecho estadounidense.

Entre las impulsoras de esta coalición de fiscales está la Fiscal General de Nueva York, Letitia James, de tendencia progresista y que se ha enfrentado a la Asociación Nacional del Rifle en numerosas disputas, incluyendo un intento de disolver la asociación por fraude, después de que la NRA se declarara en bancarrota.

Los firmantes alegan que la segunda enmienda de la Constitución, que es la que permite el uso de armas a los ciudadanos, «da a los estados la posibilidad de aplicar regulaciones pensadas para proteger al público, incluyendo restricciones de edad para limitar la capacidad de menores de 21 de comprar armas».

Además, argumentan que 19 estados y el Distrito de Columbia ya imponen restricciones a la posesión de ciertos tipos de armas, y que tribunales en todo el país han fallado repetidamente a favor de las restricciones por criterios de edad «con el fin de disuadir el crimen y promover la seguridad pública». Alegan obrar «por el bien de sus comunidades, lo que incluye proteger a los residentes de los efectos dañinos de la violencia de las armas y promover su uso seguro».

Las restricciones a la venta, posesión y uso de armas se debaten cada vez que se produce una matanza en un lugar público -escuelas, supermercados o iglesias-, y aunque la Administración de Barack Obama se enfrentó a la NRA en este intento, su sucesor, Donald Trump

Vistas: 464