Luego de tres días del paro indefinido, organizado por la Conaie y su representante Leonidas Iza, el presidente del Ecuador, Guillermo Lasso, se pronunció indicando que su “Gobierno tiene abiertas las puertas al diálogo, pero que no cederán ante grupos violentos que pretenden imponer reglas”.

La paralización inició con el objetivo de exigir al Gobierno que baje los precios del combustible y de varios productos de primera necesidad, además de mejorar la salud y la educación incrementando el presupuesto y frenar la minería y la extracción del petróleo. Los representantes de la Conaie mencionan que todas esas propuestas ya fueron presentadas ante Lasso, pero que no tuvieron respuesta alguna.

Varios incidentes se han reportado durante estos días de protestas, iniciando con la detención de Leonidas Iza, la destrucción de varios patrulleros policiales y la agresión por parte de militares y policías hacia un periodista.

Vistas: 905