El 10% DE MILAGREÑOS NO HACEN CASO A LAS MEDIDAS DE BIOSEGURIDAD

El alcalde de Milagro, Francisco Asan, fue enfático al mencionar que si los milagreños no cumplen en su totalidad con las medidas adoptadas por el COE Cantonal, no solo se regresará al semáforo rojo, sino que además se radicalizarán las normas para evitar un aumento de contagios y muertes por COVID 19 en Milagro.

Según las cifras que el COE Cantonal maneja, desde el cambio de semáforo a amarillo empezaron a subir los casos positivos y muertes. Sin embargo, lo que preocupó a las autoridades es que en julio las estadísticas muestran que son 20 los fallecidos como consecuencia del irrespeto a las normas de bioseguridad por parte del 10% de milagreños.

Es decir, por una minoría de personas que hacen caso omiso al uso de mascarillas, al distanciamiento social entre otras medidas, la curva de contagios va en aumento.

De ahí que los controles de intensificarán y quienes sean sorprendidos infringiendo las normas, recibirán una sanción de un salario básico unificado.

Queda prohibido todo evento social, cultural o deportivo que genere aglomeraciones. En cuanto a las iglesias o templos, el aforo será de hasta 30% de capacidad.

La venta de bebidas alcohólicas serán reguladas de acuerdo a lo dispuesto por el COE Nacional.

Si estas medidas adoptadas en Milagro no funcionan, el COE Cantonal tiene la potestad de establecer toque de queda.

Vistas: 389