La ciudad de Manta, el país, Estados Unidos y el mundo se estremecieron un día como hoy, hace exactamente 25 años. La noche de aquel 22 de octubre de 1996, un avión norteamericano Boeing 707, de la compañía Million Air, con cerca de 85 mil litros de combustible, se estrelló en el barrio La Dolorosa, pleno centro de Manta, devastando 54 inmuebles en cuatro manzanas; matando a su vez a 34 personas, entre ellas una niña de 11 años, que aún no es identificada. Este accidente aéreo dejó también 48 heridos y cientos de damnificados.

El avión rodó desde la calle Séptima hasta la Undécima, y plasmó las primeras escenas de muerte y destrucción. Luego dio origen a un incendio que devastó tres manzanas, que consumió la cincuentenaria iglesia La Dolorosa y, en ella, la vida del sacerdote José Gabriel León.

Así como el mundo vio en los atentados del 11 de septiembre del 2001 (ocurridos en EE.UU.), en Manta hubo quienes saltaron de edificaciones para escapar de las llamas. Una mamá lanzó por una ventana a su hijo de meses de nacido con el afán de salvarlo.

A Sofonías Rezabala, ex Jefe del Cuerpo de Bomberos de Manta, se le quebranta la voz al referirse a este trágico suceso, describe que en el año 1996 era voluntario de la casaca roja, justo aquella noche realizaba una diligencia en la calle 14.

“La desgracia se dio en milésimas de segundos, eran aproximadamente las 22h45 cuando la oscuridad se hizo presente en la ciudad, el impacto y los sonidos retumbantes que se escucharon sirvieron para detectar el punto de donde se habría producido seguramente una catástrofe”, señaló. Llegaron al lugar, tropezando con flores y pescado regados por la calle, escuchando el llanto de muchas personas. “Ya era tarde, no se pudo evitar nada, sentimos impotencia en ese instante, ya el avión había caído y la destrucción se apoderó de este sector de la ciudad».

Esta tragedia marcó la historia de Manta. La ciudad, a través del Municipio, recibió más de $4 millones de indemnización de parte de la compañía aseguradora de Million Air.

Una de las historias que aún no logra completarse está relacionada con una niña de aproximadamente 11 años, cuyos familiares tienen hasta hoy 22 de octubre del 2021, la oportunidad de reclamar una indemnización de 250 mil dólares, pagada por la aseguradora de la Million Air, empresa que operaba avión que se accidentó.

El cuerpo de la menor, que fue encontrado entre los escombros, no ha podido ser identificado, por lo que se desconoce de dónde era o qué hacía en el lugar del accidente. Sus restos están en el cementerio general de Manta.

Vistas: 2,820