Diariamente se puede observar en las redes sociales videos que muestran el accionar de delincuentes que amenazan y golpean a sus víctimas, para quitarles sus pertenencias o la vida. Los ataques se realizan con armas blancas o de fuego. En las calles, en el transporte, en las casas comerciales o en los hogares, nadie se siente a salvo.

Desde el Gobierno se ha dicho que la seguridad es una prioridad. Por esta causa, a través de un comunicado trasmitido por el canal estatal EcuadorTV, el presidente Guillermo Lasso decretó la noche del lunes 18 de octubre del 2021 el estado de excepción, el mismo que se extenderá por 60 días. El decreto ordena la inmediata movilización  de las Fuerzas Armadas en las provincias de El Oro, Guayas, Santa Elena, Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Santo Domingo de Los Tsáchilas, Pichincha y Sucumbíos para complementar las funciones de la Policía Nacional.

Entre las causas por las que se tomó esta decisión, Lasso mencionó la conmoción interna que se vive por el aumento del narcotráfico y los sicariatos. Estos datos se los ve reflejados en un informe elaborado por el Ministerio de Gobierno, en los que se muestra un alza en estos delitos.

De acuerdo a las cifras proporcionadas, desde enero hasta agosto del 2020 hubo 12 475 robos a personas, mientras que en el mismo período de este 2021 se registraron 16 017. Es decir, hay un aumento del 28,4%. En el caso de los robos a viviendas también se ve una subida: de 4 461 el año pasado a 5 178 este 2021 (16%). En lo que respecta a la sustracción de vehículos, el año pasado fueron 2 676 y en este año se reportaron 4 231 casos (58%).

De igual forma, los asesinatos se duplicaron en el período analizado. Las provincias más preocupantes se concentran en la Costa, encabezadas por Guayas, Manabí, El Oro y Los Ríos, Esmeraldas. En la Sierra están Azuay y Cotopaxi. De los 1 213 asesinatos perpetrados en los primeros ocho meses de este año, 952 se ejecutaron con armas de fuego, seguido muy por debajo de armas blancas.

Para Diego Pérez, catedrático en temas de Seguridad del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), en la actualidad existe una pérdida en la capacidad de control por parte del Estado, lo cual influyó en el incremento de los delitos. Con base en datos oficiales, asegura que los 51 000 efectivos con los que cuenta la Policía son insuficientes para cubrir la demanda en el país. A su criterio se requieren 57 000 policías para cumplir con el estándar de 1,8 por cada 100 000 habitantes que señala las Naciones Unidas.

Vistas: 678