Los resultados de la evaluación Ser Estudiante 2021 que realizó el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval), revelaron que los alumnos de cuarto, séptimo y décimo de básica, requieren de refuerzo y nivelación en todas sus asignaturas.

El estudio demuestra que los promedios nacionales de cuarto y décimo de básica, se ubican entre los más bajos del rendimiento académico, lo que significa que los escolares no alcanzaron los niveles de aprendizaje requeridos.

Por su parte, los estudiantes de séptimo de básica, están próximos a alcanzar los puntajes requeridos.

Los de la Costa, por ejemplo, tuvieron mejor puntuación con 710 de promedio y, en la Sierra, 19 puntos menos.

El Ministerio de Educación, para el retorno a clases presenciales, dispuso que se realice un diagnóstico y un mes de nivelación, pero sin que existiera algún programa en específico. Profesionales como Polibio Chalán, de la Universidad Nacional de Loja, esa iniciativa es deficiente, pues los niños perdieron dos años de clases.

Los estudiantes de los planteles educativos fiscales y de la zona rural, son los que están en peores condiciones.

Solo por pandemia, el banco Mundial ubicó a Ecuador, en 1,8 años la pérdida de aprendizaje. Por ello, hace tres semanas, pidió a los gobiernos latinoamericanos y el Caribe, que deben comprometerse a enfrentar la peor crisis educativa de la historia con fuertes inversiones económicas en programas de nivelación.

De ahí la sugerencia de expertos, en trabajar en la integración de saberes y al menos una hora de tutorías diarias en la parte académica y socioemocional.

El estudio de Ineval, dice que los estudiantes de los planteles públicos y rurales, están en peor condición con respecto a los particulares y de la zona urbana que muestran un mejor rendimiento.

Vistas: 862