Gracias a la gestión de la Cruz Roja de Azuay, se logró activar un corredor humanitario para transportar oxígeno a varios hospitales cuencanos que lo necesitaban de urgencia.

El desabastecimiento inició a la par con las movilizaciones a nivel nacional, dirigidas por la Conaie, en primera instancia solo de hablaba de escasez de alimentos, pero con el pasar de los días, los protestantes cerraron por completo el paso a cualquier vehículo, incluso a las ambulancias, lo que según información extraoficial, provocó que una persona pierda la vida mientras esperaba que le permitan transitar.

El convoy salió de Guayaquil el martes a las 14h30 y llegó a Cuenca aproximadamente a las 01h30 de este miércoles, dirigiéndose de inmediato al hospital Vicente Corral Moscoso y José Carrasco Arteaga del IESS.

“Esto es de vital importancia. Es un tema de vida para las personas que más lo necesitan. Con nuestros principios de neutralidad hemos logrado esta gestión”, dijo. Indicó Christian Astudillo, presidente de la Cruz Roja Ecuatoriana de la junta provincial de Azuay, quien encabezó la entrega de oxígeno en las casas asistenciales antes mencionadas.

El corredor humanitario también permitió que dos camiones con gas licuado de petróleo también ingresar, acto el fue felicitado por el ministro de Obras Públicas, Marcelo Cabrera.

Vistas: 644