Luego de vario días de haber reportado la desaparición de Kevin Molina, su cuerpo fue encontrado incinerado en un terreno baldío en el norte de Quito.

A decir de sus familiares, el joven había salido en su carro a realizar una visita en el sector de la vía Nono-Quito y presuntamente fue secuestrado. Según las primeras investigaciones de las cámaras de seguridad del sector, se observa que varios sujetos lo interceptan y lo secuestran, llevándose el automóvil en que se movilizaba.

Luego de varios días, los moradores del sector Barrio Común, encontraron el cadáver incinerado y junto a él, la placa de su automóvil.

Por su parte, la Policía Nacional inició con las investigaciones para dar con el paradero de los autores del lamentable hecho. Mientras que los familiares exigen justicia.

Vistas: 750