El padre y pareja sentimental de Carmen Bejarano Tierra, la joven de 21 años asesinada el pasado domingo en horas de la madrugada, reveló a la Policía Nacional que cometió el crimen por celos.

Así lo habría indicado en el momento en que fue detenido en los exteriores de la casa de su expareja, la madre de Carmen, a quien había ido a comentarle que vaya a ver a su hija que estaba muerta y que llame a la Policía, porque quería entregarse.

Según declaraciones, la pareja tuvo una discusión aproximadamente a las 05h00 del domingo, porque Carmen se había ido a una fiesta la noche anterior. Enrique Bejarano, bajo los efectos del alcohol, habría empezado a golpear a su hija con varios objetos contundentes, provocándole 11 puñaladas y una fractura en el cráneo.

El cuerpo de la joven permaneció varias horas en el ingreso de uno de los dormitorios de la vivienda donde tenían una tienda, hasta que sus familiares llegaron a comprobar si era verdad lo que había mencionado su padre.

El lunes 22 de agosto fue la audiencia de formulación de cargos, y mientras se realizan las investigaciones, Enrique Bejarano quedó con prisión preventiva por el presunto delito de femicidio.

El padre y su hija mantenían una relación sentimental de años, por ello la madre de la víctima, decidió separarse. La joven, cuando intentaron convencerla para terminara ese vínculo incestuoso con su propio padre, les indicó a sus familiares que no podía hacerlo porque estaba amenazada de muerte.

Vistas: 6,999