Ante la falta de reactivos, no pueden confirmar o descartar que se traten por Covid-19. Al final los certificados médicos indican otra causa de muerte.

Redacción Milagro
Eran las doce del día del domingo y los familiares de Flor Paredes, estaban indignados. Desde la noche del sábado, cuando la mujer de 53 años falleció en el hospital del IESS Milagro, no podían retirar su cadáver a pesar de tener, en el área de parqueo, una camioneta con un ataúd listo.

Ellos habían llegado desde el recinto Tres Postes y su coraje era porque los médicos le estaban otorgando un certificado en el que indicaban que Flor Paredes había muerto por Covid-19 y que tenía que solicitar los servicios exclusivos de una funeraria para poder retirar el cadáver. “Nosotros pedimos que nos muestren algún examen que indique que murió por el virus. Mi madre llegó el martes al mediodía porque tenía problemas del azúcar.

Además nosotros tenemos la caja que ya la compramos, no tenemos dinero para ir a pagar cremación”, dijo indignada Cinthya Vera, hija de la fallecida.

Ante ese rechazo de la supuesta causa de la muerte, no le volvieron a dar información sino hasta al día siguiente, cuando un galeno salió a notificar la muerte de otras tres personas más.
En las afueras del área de Emergencias del Hospital del IESS Milagro, las escenas de dolor eran a cada instante. La incertidumbre se apoderaba de quienes no sabían nada de sus familiares, sino hasta cuando recibían la mala noticia.

Y el panorama era igual para todos. Ante la negativa de aceptar que las muertes eran por Covid-19 y al no tener mil trescientos dólares para cremar a sus fallecidos, terminaban recibiendo certificados en los que los galenos indicaban que la muerte era por paro cardiorrespiratorio.

Solo de esa manera podían continuar con el trámite para retirar a sus difuntos y llevarlos a sepultar. Mientras tanto, cada fallecido era embalado y colocado en un área en el que ya no había espacios para más cadáveres.

Las camionetas de las funerarias, literalmente, desfilaban por la parte trasera del centro hospitalario para retirar los cuerpos.

Vistas: 767