Javier Solorzano, viceministro de Salud, habló para ‘Contacto Directo’, sobre la crisis que vive Quito por la pandemia, la cual ha llevado a ser tildada por médicos como una «catástrofe sanitaria».
Ante la consulta por 3.500 galenos autofinanciados que han prestado sus servicios al Ministerio, están por dejar de trabajar debido a la falta de pagos. El viceministro responde señalando la crisis en el país como un limitante, «no solo vivimos una crisis sanitaria, también vivimos una crisis económica, la caja fiscal se ha visto afectada, y debemos agradecer, el esfuerzo que ha hecho el Gobierno de Ecuador para buscar recursos y asignarnos a nosotros, el problema es que tenemos una caja fiscal con problemas de fondo»

Profundizando, Solorzano asegura que sí se ha pagado a una gran parte: «hay grupos que se han pagado hasta el 30 de junio, no es que no se ha pagado, probablemente no todos han recibido su salario, pero se ha pagado a un gran grupo, el segundo elemento es la baja de la producción que estuvo paralizado en el país, ya que del impuesto se asigna el dinero para el sector público, entre ellas al Ministerio (de Salud)».

Sobre la escasez de pruebas, el viceministro señala un uso inteligente: «es importante tener pruebas, la primera la prueba rápida y la segunda la PCR, todas están disponibles, no como todos que dicen que deberían ser millones, pero hay lo que hay, y lo estamos aprovechando de manera inteligente. Los contagios siguen en aumento, pero conocemos la velocidad de transmisión, el virus no se mueve solo, se mueve porque el contagiado se mueve, 54% que sabían que estaban contagiados, y aún así se movían».

Vistas: 498