Las llamadas no cesan. Personal médico y de otras áreas del Hospital León Becerra Camacho, en Milagro, se sienten preocupados, aterrados, restringidos e indignados a la vez por la situación que atraviesan. No pueden exponer públicamente la realidad del centro de salud y lo hacen mediante llamadas telefónicas, pidiendo la reserva de sus nombres. Esta mañana no fue la excepción y una doctora, con evidente preocupación, indicó que hasta el momento han fallecido dos pacientes que presentaban la sintomatología del Covid-19, pero ante la falta de reactivos, no pueden tomar las muestras que ayuden a confirmar o descartar sus hipótesis. Mientras tanto, los cuerpos de los fallecidos son llevados hasta un área de triaje improvisada en el hospital viejo y los tienen cubiertos con sábanas. Una de las muertes fue ayer (sábado 22 de marzo) y la otra esta mañana.

Se prevé que los médicos, dejando de lado los temores, protagonicen mañana lunes un plantón en los exteriores del León Becerra para exponer lo que está sucediendo, pues afirman que la sala de emergencias está copada y ellos no cuentan con los equipos de protección. Además que, dentro del mismo hospital, existe personal médico y administrativo que han dado positivo al virus.

Dato adicional
En la morgue de Milagro existe otra situación similar, pues desde el viernes permanece un cadáver sin poder ser entregado a sus familiares, debido a que no se le han practicado las pruebas para confirmar su muerte.

Vistas: 596