Lo que parecía una reunión normal entre los padres separados de un niño de seis años, terminó en un intento de femicidio.

Una joven madre de 25 años, fue citada por el padre del menor para organizarse por una cita médica que tendría su hijo en los próximos días. La mujer llegó hasta la puerta de la vivienda de su expareja, quien le pidió que entrara, pero ella se resistió, fue ahí cuando él empezó a agredirla con un cuchillo dejándole 11 puñaladas en la espalda, luego, sacó un arma de fuego para matarla, pero el menor se interpuso y pidió que no lo hagan.

«Mi hijo le dijo: ‘¡No papá, no lo hagas!’. Él me dijo que, si no regresaba con él, yo no sería de nadie», mencionó la joven.

La madre fue auxiliada por los vecinos del sector y llevada a una casa asistencial, afortunadamente ningún órgano fue comprometido.

Mientras tanto, su agresor identificado como Alexander Colón huyó del sitio, pero fue detenido en el terminal de Pascuales intentando salir de la provincia. Al momento está con prisión preventiva por la tentativa de femicidio.

Vistas: 2,213