En una de las veredas de la vía Perimetral, en Guayaquil, era imposible no observar una escena muy desgarradora y pasar dejando cualquier ayuda.

Se trataba de dos menores de edad acostadas sobre cartones, una de ellas supuestamente tenía aplicado un suero en su mano y un collarín por una supuesta fractura. Ellas, pasaban todo el día a la intemperie y no podían levantarse por nada del mundo.  

Las autoridades de inmediato fueron alertadas por la novedad y acudieron al sitio a brindarles ayuda, pero, para su sorpresa, al parecer las menores eran obligadas por su padre, a fingir que estaban enfermas.

Las menores fueron llevadas a realizarles una valoración médica, y se confirmó que no tenían ninguna molestia, por lo que de inmediato su padre fue detenido junto a una mujer que los acompañaba.

El sujeto fue puesto a órdenes de la justicia y será acusado de explotación laboral infantil, y utilización de menores para la mendicidad, por esos delitos puede ser sentenciado a 13 años de cárcel.

Por su parte, el Mies también intervino y se encargará del cuidado de las menores.

Vistas: 1,135