Luego de salir de un centro comercial en el norte de Guayaquil, una mujer que tomó un taxi informal, fue víctima de violación por parte de sujetos desconocidos que también subieron al vehículo con la venia del conductor.

Este hecho bastante despreciable, se registró la noche del sábado cuando la víctima salió de un centro comercial de la Av. Francisco de Orellana.

La denuncia ya fue presentada en la Fiscalía y, como era de esperarse, la familia de la víctima está llena de indignación. La afectada es de nacionalidad venezolana y en su versión cuenta que, el conductor del taxi informal, permitió que en primera instancia se subieran dos sujetos que no solo le robaron sus pertenencias, sino que también la humillaron y se turnaron para abusar sexualmente de ella. Todo esto, mientras el taxi recorría varios sectores. Luego, un cuarto agresor subió al carro hasta que la dejaron abandonada en la autopista Narcisa de Jesús Martillo.

Lamentablemente, la Policía le dijo a la víctima que el proceso investigativo presentaba contratiempos, pues las cámaras de vigilancia de la Corporación de Seguridad Ciudadana de Guayaquil estaban inactivas en los sitios donde se cometió el delito.

Mientras tanto, la mujer agredida recibe ayuda psicológica y psiquiátrica por parte del MIES. Su familia exige justicia y que los agresores sean encarcelados.

Vistas: 2,744