Por más de cinco horas, un capitán de la Policía de Milagro aplicó técnicas de convencimiento para evitar que un joven de 33 años atentara contra su vida.
Fue mediante una llamada al ECU 911 cuando el Cptn. Manuel Samaniego conoció de la novedad y acudió hasta las calles Leonidas Plaza y Latacunga, en el sector Nuevo Milagro, para persuadir a Javier Efrén Flores Larreta de desistir a que atente contra su integridad, pues haciendo uso de una navaja, se había hecho varios cortes en su cuello.

Aunque las heridas eran superficiales, el joven de 33 años con problemas emocionales, se encontraba solo en su departamento. El oficial terminó convenciéndolo y lo llevó hasta el hospital Teodoro Maldonado Carbo en Guayaquil.
Su padre, quien prefirió el anonimato, indicó que Javiercito como lo llama de cariño, es el segundo de tres hermanos y desde pequeño ha presentado este tipo de comportamientos, como consecuencia del bullyng que le hacían en la escuela, colegio y hasta en la universidad por ser tartamudo.
Hace cuatro años aproximadamente, por voluntad propia ya estuvo en neurociencias, pero de vez en cuando sufre crisis que conllevan a situaciones como la registrada la mañana de este miércoles.

Vistas: 373