La quema de llantas en las afueras del Centro de Salud Tipo A Los Monos, fue como rechazo a la inseguridad que, a decir de los moradores, reina en ese sector rural del cantón Milagro.

El detonante para que un grupo de personas hayan decidido expresar su malestar de esa manera, fue el asalto registrado la tarde del lunes, cuando seis sujetos en moto llegaron, neutralizaron al guardia de seguridad y se apoderaron de su arma de dotación, una laptop y los teléfonos celulares del personal médico.

“No les importó las mujeres embarazadas, ni los niños que estaban en ese momento”, dijo indignada Gabriela Tomalá, moradora del sector. Ella agregó, además, que esta es la tercera vez que asaltan el Centro de Salud y, pese a ello, las autoridades no hacen nada por reforzar la seguridad.

A decir de la ama de casa, los robos y asaltos son permanentes en los alrededores de Los Monos, Progreso y otros recintos aledaños. Incluso, señaló los horarios en los que los delincuentes operan.


A las seis de la mañana, doce del día, seis de la tarde y diez de la noche, son los asaltos. Se llevan los celulares, lo más liviano

—Gabriela Tomalá , moradora

Su vecina, Mariana Rodríguez, más allá de corroborar lo que dijo Gabriela, mostró su preocupación ante el riesgo de un cierre definitivo del Centro de Salud. «Aquí viene gente hasta de Cone, imagínese cuántas personas se quedan sin recibir atención médica por la falta de seguridad que hay”, lamentó.

Para ella, una posible solución, aparte del resguardo policial, sería un cerramiento al dispensario para que, el guardia, pida la cédula de quienes van a ingresar. De esa manera, supone, disminuirán los riesgos de asalto.

Por su parte, Javier Pérez, supervisor de la empresa de seguridad a la que pertenece el guardia que custodia el centro de Salud, dijo que los hampones hirieron en la cabeza a su compañero y se le llevaron el arma. Muestra de aquello, mostró el chaleco antibalas que aún tenía manchas de sangre.

Su preocupación es porque la tarde del lunes, cuando conoció del atraco, acudió a presentar la denuncia en la Fiscalía por el robo del arma, pero, asegura que se negaron en recibirle el escrito mientras no exista un parte policial. Para ello, le habrían dicho que espere de dos a tres días.


Imagínese si en ese tiempo esos tipos hacen mal uso del arma y no podemos demostrar que fue robada porque no nos quisieron receptar la denuncia en la Fiscalía.

— Javier Pérez, Supervisor de la empresa de Seguridad

Hasta cerca de las once de la mañana de este martes, el Centro de Salud estuvo cerrado y, los pacientes que llegaban por sus citas agendadas, contrario a recibir atención, se encontraron con un grupo de personas quemando llantas.

Personal policial estuvo presente para garantizar que no haya desmanes. Por parte del MSP no ha existido pronunciamiento.

Vistas: 2,633