Seguido de los cientos de hechos violentos que han ocurrido en Ecuador y que han llamado la atención por la participación de muchos menores edad, apareció el video donde dos niños fueron grabados bebiendo alcohol, haciendo señales obscenas y en otras fotos, portando armas.

La “gota que derramó el vaso” fue que los menores no estaban solos durante el video, en el mismo aparecían varios adultos, quienes eran los que les daban las bebidas alcohólicas y celebraban las acciones de los niños.

Luego de la viralización del video, la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen) visitó el hogar de los menores, ubicado en Las Malvinas, sur de Guayaquil, y luego de una inspección previa, indicaron que los menores estaban a buen recaudo, que fueron grabados en esa situación por supuestamente se habían escapado en un descuido de su madre.

No obstante, se abrió una investigación porque según el artículo 396 del Código Integral Penal, establece una sanción de 15 a 30 días de cárcel a quien ofrece o vende bebidas alcohólicas o cigarrillos a niñas, niños o adolescentes, pese a que no es considerado un delito, sino una contravención de cuarta clase.

Por aquello, las autoridades advierten a la ciudadanía a que conozcan un poco más de las leyes y además invitan a que denuncien al ECU-911 o en el UPC más cercano a su domicilio si conocen un caso igual.

Vistas: 1,027