Desde hace un par de meses, esa frase se ha hecho presente en algunos de los periodistas de nuestra ciudad, «Tengo miedo» . Y es que como todos saben, Milagro se ha vuelto la segunda ciudad más insegura, después de Naranjal, debido a los casos de muertes violentas registradas recientemente.

La labor del periodista es realizar la cobertura del hecho noticioso y lograr obtener la información necesaria de los involucrados en el suceso para informar a la ciudadanía… Tarea que últimamente se ha vuelto difícil y complicada debido a las intimidaciones por parte de los familiares o conocidos de los implicados.
«Que no grabe le estoy diciendo», «no entiende que no queremos prensa», «cuidado y te pasa lo mismo que a Efraín Ruales»…

En fin, son muchas amenazas directas o indirectas que amedrentan a los periodistas y hacen que su desempeño profesional decaiga, porque al igual que el resto de ciudadanos, los periodistas también tenemos familia, tenemos sentimientos y nos duele, nos llega el lamentable suceso del cual estamos realizando la cobertura, pero, es nuestra profesión y debemos cumplir.

Profesión que rara vez es bien remunerada… Porque eso también se escucha a diario, «vienen a hacer plata con la desgracia de otros», «con este muerto ya tienen la platota», ¡no señores! así no se maneja el periodismo, al menos en Milagro. Aquí, un medio de comunicación se mantiene con la venta de publicidades.

Nuestro trabajo siempre se enfocará en informar a la ciudadanía con los hechos noticiosos que se generan a diario, no nos dedicamos a «perseguir» o a «juzgar» a ciertos grupos sociales. Recuerden, la noticia la generan ustedes, nosotros la transmitimos.

Esperamos empezar a transmitir noticias buenas, positivas, alentadoras…
Esperamos que las autoridades competentes realicen un buen trabajo y se disminuya la violencia…
Esperamos empatía de la gente…
Esperamos, la ciudadanía en general, ya no tener miedo.

Lcda. Ariana Idrovo
Instagram – Twitter
@arianaidrovo16

Vistas: 437