Mientras dormía tranquilo, con la esperanza de tener un día más de clases y madrugar a terminar sus tareas escolares pendientes, un niño de 12 años fue cruelmente asesinado cuando dos sujetos entraron a robar en su casa.

El menor que solo vivía con su abuela y una niña, se despertó aproximadamente a las 03h00 de este viernes por la bulla que ocasionaron los supuestos ladrones mientras buscaban por toda la casa objetos de valor para robar, cuando los sujetos lo vieron de pie en su dormitorio, de inmediato le propinaron dos disparos en el pecho y abdomen quitándole la vida de inmediato.

El niño oriundo de Esmeraldas, estudiaba en la escuela Luz y Libertad y cursaba el sexto año de educación básica. Su abuela, muy dolida, contó que la noche anterior el menor le había dicho que lo despierte a las 05h00 para terminar de hacer sus tareas.

“Estamos destrozados porque acabaron con la vida de un niño inocente, que recién empezaba a vivir, que tenía toda la vida por delante”, fueron las expresiones de una tía del menor.

Vistas: 3,248