Una nueva alarma surgió en China tras detectar que 35 personas están contagiadas de un nuevo virus de origen animal tipo Henipavirus.

Según la información que brindaron los medios estatales, el virus fue detectado por medio de muestras tomadas de la garganta, en pacientes que habían tenido contacto con animales. Los síntomas que presentaron fueron fiebre, cansancio, tos, pérdida del apetito, dolores de cabeza y musculares, además de náuseas. Ningún caso es de gravedad, hasta el momento.

Investigaciones recientes lograron identificar que los vectores de transmisión del virus son los murciélagos de la fruta, debido a que los consideran como los huéspedes naturales del virus del Hendra (HeV) y el Nipah (NiV).

Según el medio Global Times, aún no se ha comprobado que exista una transmisión de persona a persona.

«El coronavirus no será la última enfermedad contagiosa que provoque una pandemia, ya que nuevas enfermedades tendrán un impacto cada vez mayor en la vida diaria de la raza humana», declaró el subdirector del departamento de Patologías Infecciosas del hospidal Huashan, afiliado a la Universidad de Fudan (Shanghái).

Vistas: 2,695